Opinión

AZUA TOMÓ UNA DECISIÓN SALOMÓNICA.

En el transcurso de la vida se van tomando decisiones acorde a los mejores intereses de los seres humanos (todo ser vivos), las personas se entiende que pueden dirigirse o ser dirigido por otra, también los animales tienen manadas con un líder que es quien tiene la última palabra de las acciones a tomar por el bienestar de su clase.

El resultado de las elecciones extraordinarias del 5 de julio representó el cansancio de una población secuestrada por la corrupción, inseguridad, educación de baja calidad, desempleo y un sin número de problemas condicionado por la falta de credibilidad del sistema político y la clase gobernante durante la historia Republicana a partir de 1844 hasta hoy día.

El 5 de julio el 53% de los dominicanos votó por un cambio de administración de la dirección del Estado, el Partido Revolucionario Moderno cambió el cronograma político que durante 16 años gobernó de manera ininterrumpida el Partido de la Liberación Dominicana.

Lo que realmente llama la atención fue la fuerte abstención del voto con más de un 45% de los dominicanos no fueron a ejercer su derecho consagrado en la carta sustantiva, de elegir y ser elegibles. Realmente el COVID-19 hizo que muchas personas se quedaran en sus casas, también los políticos provocaron abstención masivas con la compra de cédulas.

Pero todo en la vida tiene buenos resultados, algunos que se consideraron como los “inderrotables” hoy día están soñando con hábitat natural, el ser humano sin título y sin los cortesanos que traen los puestos en países tercermundistas como el nuestro.

Pero hay casos de victoria provinciales que me llenaron de satisfacción de manera personal, Azua es sin lugar a equivocarme la que me causó mayor nivel de alegría con la llegada de la primera mujer senadora de la provincia al senado, Dra. Lía Díaz, una mujer sencilla, transparente, trabajadora y con un amplio sentido social y humanitario en la Azua histórica. El antiguo senador perdió la conexión con su pueblo y, no fue premiado nuevamente.

Ojalá este sea el inicio de un nuevo camino de desarrollo urbanístico y de incentivos al desarrollo agropecuario y turístico como fomento del crecimiento de la economía en la clase rural y media del país.

Azua merece que los jóvenes capacitados sean tomados en cuenta en el nuevo gobierno, que la senadora y los diputados procuren un equilibrio entre los viejos robles y los pinos nuevos, ya el Estado no es una pelea de gallos en el campo, sino un compendio de oportunidades de la experiencia de los veteranos con la juventud de los novatos.

Vamos a vigilar el transcurso político y siempre vamos a estar defendiendo los mejores intereses del pueblo dominicano, sin importar banderas políticas, siempre mirando en gris, jamás en blanco y negro.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias