Política

Covid-19 obligó a Carolina Mejía a reestructurar sus planes en el ADN

Enfoque. En 88 días de gestión ha priorizado mantener los servicios básicos. Llamado. La alcaldesa pide a la población participar activamente en el cuidado y preservación de la ciudad.

SANTO DOMINGO.-La crisis sanitaria generada por el Covid-19 ha boicoteado los planes originales de gobierno municipal en la alcaldía del Distrito Nacional, obligando a sus autoridades a redirigirlos en consonancia con la situación que vive el país por la pandemia.

Un ambicioso programa de iluminación que abarcaría todos los puntos de la ciudad, la instalación de cámaras de videovigilancia y la extensión de programas de conexión inalámbrica a internet, debieron ser postergados porque así lo exigen las condiciones actuales.

Mejía instó a la ciudadanía a cuidar la ciudad como su hogar.

“Nos hemos enfocado en lograr que los servicios que ofrecemos a la ciudadanía no se afecten”, dijo ayer a EL DÍA la alcaldesa Carolina Mejía.

Agregó que han estado en las calles haciendo operativos de limpieza, desinfección y la captación de recursos desde entidades internacionales para hacer frente a la pandemia.

Horarios para basura
En cuento a la recogida de la basura, desde la pasada administración se instauraron horarios pero, en algunos sectores sus habitantes no lo respetan lo que hace parecer que no se han retirado los desechos.

“Todavía hoy, uno hace la recogida de los desechos sólidos y el mal manejo hace parecer que no hay un trabajo realizado”, sentenció Mejía.

Es por esta causa que ha decidido retomar los horarios de recogida de basura en horas de la noche los cuales fueron interrumpidos en la primera etapa de la cuarentena iniciada en marzo por las complejidades que representaba para algunas empresas contratistas obtener el permiso de operación.

“La posición nuestra ahora es que se intensifique la recogida nocturna desarrollando un programa de recolección más agresivo”, dijo Mejía, también secretaria general del Partido Revolucionario Moderno.

Régimen consecuencias
Carolina informó que se trabaja en un programa de orientación ciudadana que explique las responsabilidades de los habitantes del municipio y las consecuencias de no cumplirlas.
“La ciudad tiene obligaciones pero también los ciudadanos tenemos deberes.

Entre ellos el pago de la basura, sacarla en los horarios que corresponde, no lanzar desperdicios a las calles pero también es importante educar a la gente para que sepa cual es el fruto de no acatar dichas medidas”.

Dijo que en los próximos días, la alcaldía se dispone a intervenir la ciudad de manera intensiva para recuperar las aceras y otros espacios públicos.

En cuanto a la planificación urbana, aseguró que el ADN ya tiene un plan de ordenamiento que ha sido diseñado desde la pasada gestión y que será presentado al consejo de regidores en los próximos días.

“Aquellas construcciones que luego de ser aprobadas se confirme cometieron excesos, estamos planteando sanciones que no solo involucren el aspecto económico”, advirtió. Entre ellas citó la posibilidad de no permitir la titulación de las mismas.

“Yo creo mucho en el régimen de consecuencias. Cuando lo haces bien eres elogiado y lo contrario debe suceder cuando actúas de manera incorrecta”.

Tránsito y seguridad
En cuanto a la ciclo vía, Carolina se propone en su debido momento lanzar una segunda fase.
Reconoce que aún hay un trabajo en cuanto a procurar un cambio de cultura en el conductor y mejorar los niveles de seguridad.

A pesar de las limitaciones sanitarias, ha continuado con la construcción de una docena de obras pequeñas y ha terminado otras trece que quedaron pendiente de la pasada gestión.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba