Política

El pulso por el poder político causa la división del voto en familias

Historia. Tradición que agrupaba a familias en un partido es cada vez menos frecuente. Preferencia. Las divisiones surgen entre parejas sentimentales, padres, hijos y hermanos.

-La batalla electoral que se libra en la República Dominicana por alcanzar las posiciones como la Presidencia, vicepresidencia o las curules en los niveles de senadurías y diputaciones en el Congreso Nacional, contiene un ribete sin precedente, con una rivalidad que ha dividido políticamente a muchas familias a lo interno de las organizaciones.

El panorama muestra marcadas diferencias políticas entre parejas sentimentales, hijos, hermanos, primos y en otras categorías familiares que se adversan entre sí en partidos con banderas y colores diferentes.

Leonel-Margarita
Uno de los casos más notorio es el de la pareja sentimental que conforman el expresidente de la República Leonel Fernández y la actual vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández.

El primero busca volver a colocarse la banda tricolor presidencial a través del opositor partido Fuerza del Pueblo, mientras que su esposa le adversa como candidata vicepresidencial de la fórmula que integra con la apuesta presidencial de Gonzalo Castillo.

La rivalidad política Leonel-Margarita, luciendo banderas, colores, señales electoreras y públicos diferentes, es hoy materia de análisis, especulaciones y muchas otras formas de observar esa lucha electoral que ha llevado a Fernández a decir que es “tan democrático que duerme con la oposición”.

Los Montás
Otro caso cuasi similar ocurre en la familia Montás, a la que pertenecen el presidente transitorio del gobernante PLD, Juan Temístocles y su hermano, el recién electo alcalde del municipio cabecera de la provincia San Cristóbal, José Montás, pero en el opositor Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Se recuerda que éste último abandonó la bandera morada hace varios años con la que alcanzó la sindicatura sancristobalense en el período 2004-2010.

La división partidaria en la familia Montás, de tanta tradición peledeísta desde la fundación de la organización por su fenecido líder, el profesor Juan Bosch en 1973, se deja sentir incluso en otros conglomerados familiares a nivel nacional.

“Éramos una familia, éramos los discípulos de Juan Bosch y nunca pudimos pensar que se iba a crear una facción que, desde el poder, iba a actuar con la arrogancia, mentiras y manipulaciones con que se ha actuado”, expresó en una oportunidad el doctor Leonel Fernández.

Los Galán
También en San Cristóbal surgió otra división de familia cuando Omar Galán, hermano del actual senador y candidato a la reelección Tommy Galán, se presentó recientemente como líder del movimiento “Marea por el Cambio” en apoyo al aspirante presidencial peremeísta Luis Abinader y a Franklin Rodríguez, aspirante a la senaduría por la Fuerza del Pueblo.

El PRM y la Fuerza del Pueblo están aliados a nivel congresual en esa demarcación sureña.

Otra familia de tradición peledeísta desde 1973 como los Pared Pérez, fue tocada por la división a partir de las primarias celebradas por el PLD en octubre pasado para escoger al candidato presidencial.

La señora Ingrid Mendoza de Pared, esposa del secretario general del PLD, Reinaldo Pared Pérez, hizo público su apoyo a la candidatura del doctor Leonel Fernández y en contra de Gonzalo Castillo, favorito en la tendencia que lidera el presidente Danilo Medina a lo interno de la organización morada.

Desde la victoria de Gonzalo Castillo en las primarias peledeísta, la esposa de Reinaldo se ha mantenido en un profundo silencio político.

Una circunstancia similar ocurre en la familia Crespo, también de tradición peledeísta desde su sector de nacimiento Los Jardines en la capital. Manuel Crespo, excandidato presidencial en las primarias moradas, renunció a su militancia y pasó a formar filas en la Fuerza del Pueblo, liderada por Fernández, donde ocupa las funciones de delegado político ante la Junta Central (JCE). En tanto, el diputado Tobías Crespo, hermano de Manuel, busca su reelección congresual por el oficialista PLD.

Fadul
La diferencia política a nivel de familias toca, asimismo, a los Fadul en Santiago. Los hermanos José Ramón –Monchi-, actual ministro del Interior y miembro del Comité Político del PLD, y el médico Ernesto.

Este último, con un sostenido discurso en contra de la organización gobernante, a la cual a calificado de corrupta, sin excluir a su hermano.

Suberví
No solo en el PLD las cosas andan de esa manera. El PRD y el PRM no escapan a las divisiones familiares.

Está el caso de los Subeví, tradicionalmente perredeístas a través de su cabecera Rafael Suberví Bonilla, ex alcalde y diputado, y actualmente funcionario en el gobierno de Medina. Fellito Suberví, hijo de Fello, es uno de los principales dirigentes juveniles en el PRM.

Se recuerda la alianza que mantienen el PRD y el PLD desde hace varios años, por lo que muchos dirigentes del partido blanco ocupan importantes posiciones en el tren gubernamental, incluyendo a su presidente Miguel Vargas Maldonado, ministro de Relaciones Exteriores.

Los hermanos Tony y José Francisco Peña Guaba, hijos del líder del PRD, José Francisco Peña Gómez, tienen rumbos políticos diferentes, y ninguno pertenece al partido de su padre.

La más notoria

— Partida de Leonel
La división política de mayor trascendencia en los últimos años ha sido la partida de Leonel Fernández del Partido de la Liberación Dominicana, donde militó por alrededor de 46 años, incluido 17 como su presidente.

Visiones diferentes de los partidos

Militancia El sociólogo Celedonio Jiménez considera que hay muchas familias divididas porque parte de sus integrantes tienen visiones y posturas diferentes en cuanto a la validez de un partido u otro.

Jiménez precisa que los partidos han sido asociados a actividades, muchas de las cuales han tenido un carácter ilícito y espúreo.

“A veces hasta las relaciones primarias de una persona u otra, con un alto dirigente de partido, son las que determinan que un grupo familiar se vaya con un partido u otro. Esto es parte de la falta de formalidad o criterio racional para asumir la política por parte de muchos dominicanos”, expresó.

Indica que la denuncia de uso de recursos provenientes del narco también afecta a los partidos.

José Miguel de la Rosa/ El Día 

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba