Ciudadanía y Diversidad

“Ningún cargo público ejercido de manera honrada enriquece a una persona”

Por: Misael Rodríguez

La política es una ciencia que muchos no saben cuál es su significado real y afines, durante muchos años se ha creado un concepto que va en contra de su realidad. Por ejemplo se han escuchado casos de personas que dicen, quiero optar por ese cargo para ser millonario y beneficiarme de todas sus exoneraciones.

A días de las elecciones presidenciales y congresuales en la República Dominicana, quiero poner varios puntos claros. El presidente dominicano por ley tiene un sueldo de RD$450,000 pesos mensuales a pesar de que la ley 105-13 sobre la Regulación Salarial establece que “ningún servidor público del Estado dominicano podrá devengar un salario mayor al del titular o titulares de los poderes del Estado, de los órganos y entes de origen constitucional. A pesar de esto, los 22 Ministerio existente en su gran mayoría su sueldo base sobrepasan los RD$600,000 pesos por encima al del mandatario, incluyendo al Gobernador del Banco Central que devenga un sueldo de más de 1,000,000 pesos.

En el caso de los legisladores, los senadores cobran mensual RD$320,000 pesos y los diputados RD$300,000 pesos, pero si se le suman los bonos que reciben cada sueldo llega casi a 900,000 pesos.

Pero a pesar de que se encuentran entre los servidores públicos que más cobran en Latinoamerica las fortunas que exhiben algunos es injustificada, con excepción de varios, que antes de ocupar una posición eran empresarios próspero.

Para ganar una diputación en algunas provincias se deben gastar hasta 20 millones pesos. ¿Ese candidato quiere servir de corazón a su comunidad? o anda detrás de las mieles que le ofrece dicho cargo. Alguien que invierte esa cantidad de dinero para optar por un cargo, es claro que por más vocación que tenga de sevir, irá con mala fe y a servirse.

Un ciudadano que verdaderamente quiera ver el progreso de su comunidad, a pesar de su gran sueldo, si se dedica a ayudar y a crear medidas para el bienestar de todos, al momento de abandonar su cargo las cuentas bancarias no tendrán una variación muy notoria. “En el país hay servidores públicos que tienen fortuna injustificada a pesar, de que este es un país que tiene tantas necesidades.

Por: Misael Rodríguez
Abogado y director del Medio InformandoRD

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba