Cultura

Vicerrector de Extensión de la UASD, Antonio Medina, resalta méritos de Víctor Víctor.

Santo Domingo.- Víctor Víctor ha muerto, víctima de la tragedia sanitaria que azota al mundo y a nuestro país. Acaba de morir su cuerpo físico, pero no su canto ni la altísima calidad de sus composiciones musicales.

Con su muerte se van su risa contagiosa de bohemio y su aquilatada sensibilidad humana. Pero permanece su legado, que no podrá morir.

Víctor Víctor fue de esos artistas que nos trascendió como isla: Cuba, Puerto Rico, Venezuela, Estados Unidos, Europa, fueron escenarios donde desplegó la magia de su maravilloso arte. Oportuno es recordar que, como gestor cultural dejó una luminosa estela inscrita en los esfuerzos que impulsó , en su doble condición de promotor y artífice, para que se creara la entonces Secretaría de Estado de Cultura.

Pero un poco antes, Víctor Víctor dirigió lo que sería la puerta de entrada a dicha Secretaría: El Consejo Presidencial de Cultura, antesala de la Secretaría de Estado de Cultura.

El país estará siempre en deuda con esa inmensa figura, no sólo por el valor de su arte, sino por su actitud consecuente, progresista y de avanzada que siempre mostró en su comportamiento y conducta intachables.

¡Víctor Víctor pertenece ya al selecto grupo de los inmortales del canto y la palabra!

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba