Ciudadanía y Diversidad

Asesinato en Retiro: apuntan a una banda que ataca a miembros de la comunidad LGBT

Los investigadores creen que Enzo Aguirre (23) fue asesinado en medio de un asalto. Sus amigos denuncian un “crimen de odio”.

Enzo Aguirre (23) llegó a Buenos Aires y se enamoró de la Ciudad. Tenía apenas 18 años cuando dejó Corrientes y se instaló en el centro porteño con la intención de hacer una carrera como bailarín y acróbata. Vino solo y consiguió trabajo en un boliche gay que lo ayudó a instalarse. Pero como lo cerraron por la pandemia de coronavirus, empezó a publicar anuncios en una página para trabajadores sexuales. El viernes a la madrugada lo asesinaron y sus amigos señalan a dos hombres que se dedicaban a atacar a miembros de la comunidad LGBT y quedaron filmados por las cámaras de seguridad.

Para los investigadores, el crimen de Enzo se dio en medio de un asalto. Le sacaron su celular y forzaron una pequeña caja fuerte del departamento en el que lo atacaron. “Si tenía dos pesos en la billetera se los habrán llevado, pero la verdad es que no creemos que se haya tratado de que alguien lo vendió o algo parecido porque no estaba pasando por un buen momento económico. De hecho había aceptado ver a estas personas porque le ofrecieron 10 mil pesos“, contaron allegados a la víctima.

Sus amigos insistieron: “Lo atacaron a él porque buscan a personas que se dedican a esto, quizá apunten a los más lindos pensando que van a tener más clientes y por eso más plata, la verdad es que no sabemos. Pero no fue él la única víctima de estas personas”.

Enzo tenía un perfil en el sitio soytuyo.com, donde hombres ofrecen sus servicios sexuales. Fue así que dos personas acordaron mantener un encuentro con él en el hotel Le Petit Suites, ubicado en Esmeralda 933, en el barrio de Retiro.

Hacía unos tres meses que el joven correntino se había mudado ahí. Alquilaba una suite con cocina junto a un amigo con el que acordaban turnarse para que pudiera sostener los encuentros sexuales con los clientes que lo contactaran.

“Nosotros lo adoptamos como un hermano menor. Mi pareja es de Corrientes también y se conocían de allá. Él vino muy chico a Buenos Aires y empezó a trabajar en un boliche, era camarero pero también bailaba. Nosotros sabíamos que él era trabajador sexual, nos contaba todo y era extremadamente cuidadoso con las personas que aceptaba“, contó Lisandro Machado, uno de los mejores amigos de la víctima, a Clarín.

El jueves a la noche Enzo estaba cenando con amigos por un cumpleaños pero acordó acudir al encuentro con dos hombres que lo contactaron a través de su perfil. Avisó a sus amigos y se retiró. Cerca de la medianoche le dijo a su compañero de habitación que habían llegado. Pero cuando él regresó lo encontró muerto.

Los dos sospechosos, uno de cabello rubio y otro morocho, quedaron filmados por las cámaras de seguridad. Usaban tapabocas. En los videos, se los ve entrar, ir a la habitación de la víctima y luego retirarse del lugar.

Enzo Aguirre (23), el joven asesinado en un hotel de Retiro. Fotos Facebook

Enzo Aguirre (23), el joven asesinado en un hotel de Retiro. Fotos Facebook

Según el resultado preliminar de la autopsia, Enzo murió asfixiado. “La muerte es producto de asfixia mecánica por obstrucción de las vías aéreas superiores, variedad sofocación”, indicó el informe de los peritos.

El reporte del Cuerpo Médico Forense añadió que la víctima tenía obstruidas boca y nariz con “un calzoncillo tipo boxer marca ‘Andros’ que fue retirado de la cavidad bucal y una remera azul que estaba firmemente anudada”, detalló Télam.

Para los investigadores, el crimen estaría vinculado a un robo pero fuentes consultadas por Clarín confiaron que los “sorprendió” la fuerza con la que fue atado y la posición en la que lo hallaron.

Desde la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), a través de un comunicado, pidieron que el hecho sea tratado según los protocolos correspondientes a “un crimen de odio“, porque apuntó directamente contra una persona LGBT (Lesbianas, Gays,​ Bisexuales y Transgénero).

La familia de Enzo permanecía en Corrientes y esperaba que el cuerpo fuera liberado para que lo envíen de regreso a su provincia y darle el último adiós.

“Para nosotros fue un robo, pero detrás está el odio hacia personas de la comunidad gay, porque otras personas que están en esa página fueron víctimas de ataques similares. Apuntan contra los más vulnerados, contra los trabajadores sexuales, es indistinto que el fin sea un robo. Eligen a las víctimas y hay otras que no se animan a denunciar”, afirmó Machado.

Además, insistió en el pedido de justicia: “Sea por el motivo que sea queremos que detengan a estas personas, que estén presas para siempre por lo que hicieron a mi amigo. El miércoles a las 18 vamos a marchar al Congreso para pedir justicia por Enzo, tenía muchísimos sueños y proyectos por delante. De un origen muy humilde, soñaba con salir adelante”.

EMJ/ https://www.clarin.com/

Comentarios para este artículo

Mostrar más
Botón volver arriba