Salud

¿Qué tan efectiva es la prueba de antígeno, exigida para la PCR?

Organismos internacionales de salud recomiendan realizarla los primeros 7 a 10 días de haber presentado síntomas del COVID-19

Rosa Reyes no tiene ningún íntoma de COVID-19, pero necesita realizarse con urgencia una prueba PCR para descartar o confirmar la presencia del virus SARS-CoV-2 en su organismo, ya que en los próximos cuatro días entrará a sala de cirugía.

Al hacer la cita para la toma de muestra en un laboratorio privado de esta capital por los canales digitales establecidos se entera que solo tendrá acceso a una PCR gratuita o subsidiada al año con la condición de haberse realizado una prueba antigénica, por la que pagó ayer RD$1,700.

Es decir, si la señora Reyes, quien vive en un barrio carenciado de Santo Domingo, provincia con la tasa de positividad más alta del país, se ve en la necesidad de acudir al sector privado a realizar una prueba diagnóstica PCR, tendrá que disponer de aproximadamente RD$6,000. Solamente recibirá el servicio gratuito si asiste a la red de hospitales públicos o a los puntos móviles que el Gobierno dominicano dispuso para tales fines.

En las últimas semanas ha causado controversia y rechazo la resolución Núm.000017, del Ministerio Salud Pública, emitida el 9 de abril del año en curso, que limita la cobertura a una PCR por año con la condición de haberse realizado una prueba de antígeno que cumpla los tres criterios siguientes:

Para personas con signos y síntomas de COVID-19. En tal caso, de acuerdo con la disposición oficial, si una prueba de antígeno es positiva, el paciente se considerará infectado, pero si resultara negativa, se confirmará con una PCR.

Pese a sus bondades, esta prueba rápida no está recomendada en personas asintomáticas, de acuerdo con organismos internacionales de salud, pero conforme a la normativa nacional vigente aplicará si esta ha tenido contacto con alguien diagnosticado con la enfermedad: siendo que si una prueba de antígeno es positiva, se requerirá de un examen confirmatorio vía PCR. “Con una prueba dec antigeno positiva y una prueba PCR negativa, la persona se considerará como un caso asintomático sin evidencia actual de infección. Si la prueba de antígeno es negativa, se considerará sin evidencias de infección actual al COVID-19”, precisa. En tanto, para personas asintomáticas sin una fuente de exposición a enfermedad, la resolución dice que si una prueba de antígeno es positiva se requerirá de una prueba confirmatoria de PCR. Mientras que una prueba de antígeno positiva con una prueba PCR negativa, se considerará como un caso asintomático sin evidencia actual de infección a dicho virus. Si la prueba de antígeno es negativa, es considerada a la persona como no infectada.

Diferencias y efectividad

Al igual que en la PCR, por lo general, en la toma de muestra de antígeno, se utilizan hisopos nasales o nasofaríngeos. Mientras la reacción en cadena de polimerasa (PCR, por su sigla en inglés) se trata de un examen molecular que detecta el material genético del virus, la nueva prueba diagnóstica rápida busca proteínas específicas llamadas “antígenos” que se están replicando en las secreciones respiratorias. Esta última se recomienda en personas que tienen síntomas del COVID-19.

En la actualidad, las pruebas PCR y de antígenos son las más reconocidas en la región de América Latina y el Caribe para confirmar o descartar un diagnóstico COVID-19. Aunque ambas están aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para garantizar resultados certeros, es necesario hacer una elección apropiada de acuerdo al caso.

Una de las ventajas más significativas del diagnóstico a través de la prueba de antígeno es la rapidez en la obtención de resultados en un plazo de aproximadamente 15 minutos a una hora, en tanto, los de la PCR pueden tardar de 24 a 72 horas. Otro atractivo beneficio en este tipo de prueba rápida es su costo.
“Cuestan entre 5 y 6 dólares por medio del Fondo Estratégico de la OPS (se prevé que este costo se reduzca a medida que se produzca una mayor cantidad de pruebas). Actualmente, las nuevas pruebas cuestan una tercera parte de lo que cuestan las pruebas mediante PCR, cuyo costo es de 15 a 20 dólares”, de acuerdo al documento “Nuevo diagnóstico COVID-19, prueba para la detección de antígenos”, publicado en noviembre 2020.
En el caso de la República Dominicana, en el sector privado los precios de la PCR para fines de salud están de RD$4,000 a RD$5,000 y la antigénica se ofrecen entre RD$1,700 a RD$2,000.

Ante las referidas cualidades, dicho documento plantea la pregunta ¿Reemplazarán las pruebas de antígenos a las PCR? Su respuesta es contundente: “Las PCR son, y continuarán siendo, el método de referencia para las pruebas de la COVID-19. El organismo internacional indica que aunque las nuevas pruebas para la detección de antígenos proporcionan resultados diagnósticos inmediatos, incluso en zonas de difícil acceso. Las PCR continúan siendo las de mayor grado de sensibilidad (capacidad de detectar la infección incluso antes de que aparezcan los síntomas o cuando no hay ningún síntoma).

Los falsos negativos

Las pruebas de antígenos se recomiendan exclusivamente para diagnosticar infecciones en personas con síntomas de la enfermedad. Además, de acuerdo con el Departamento de Salud de Washington, estas funcionan mejor dentro de los primeros siete días de haber presentado los síntomas. Después de ese período, la prueba podría arrojar un resultado negativo, incluso si una persona tiene el virus.

Pruebas de antígenos en el país

De un total de 29,995 pruebas realizadas en un período de siete días (23 al 29 de abril del año en curso), solo 1,567 son de antígenos, lo que representa el 5 % del grupo computado.
Durante ese tiempo, la cantidad mínima de pruebas de antígenos en 24 horas fue de 15, y el día con mayor número de muestras procesadas de este tipo llegó a 473.

El primero de mayo se notó un incremento en las pruebas de antígeno realizadas. De las 5,671 procesadas, 4,946 corresponden a PCR y 725 son de antígeno. El pasado 30 de abril, las autoridades sanitarias informaron que cuentan con 500 mil pruebas de antígenos para la detección temprana de coronavirus y anunciaron que durante el mes de mayo se reforzará la toma de muestra con la llegada de un lote de unas 600 mil PCR.

El ministro de Salud, Daniel Rivera, dijo que la finalidad de hacer pruebas de antígenos y de PCR de manera gratuita es para detectar temprano el virus SARS -CoV-2 y prevenir complicaciones por esta enfermedad.

“Contamos con los insumos necesarios para realizar pruebas gratis para toda la ciudadanía, siendo sus resultados entregados en 15 minutos. Gracias a los fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el esfuerzo hecho por el presidente Luis Abinader y la vicepresidenta coordinadora del Gabinete de Salud, Raquel Peña, en la toma de decisiones hizo posible que la ciudadanía cuente con pruebas PCR y de antígenos necesarias, dijo el doctor Rivera.

El pasado jueves, la institución de salud dejó instalados dos puestos fijos con la finalidad de tomar muestras PCR y de antígenos de manera gratuita a la población para realizar unas 1,000 pruebas diarias. Están ubicados, uno en la sede central de la institución y otro en la avenida Tiradentes, frente al Partido Reformista. Están abiertos en horario de 8:00 a.m. a 3:00 p.m.

Prueba de antígeno se debe usar en casos puntuales

La OMS recomienda el uso de las pruebas de detección de antígenos en los casos siguiente:

En áreas remotas sin o con acceso muy limitado a pruebas moleculares (PCR). En áreas con acceso a pruebas moleculares pero con tiempos de respuesta superiores a 72 horas.
Triaje de pacientes sintomáticos.

Trabajadores sanitarios sintomáticos cuando no se dispone en forma oportuna de pruebas moleculares.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba