Justicia

Ucraniana acusada de torturar dominicano tiene antecedentes violentos no solo en RD

Natalya Kasianova, de 36 años de edad, según sus abogados que suben al estrado a defenderla de la acusación de “tortura y barbarie”, lleva residiendo en el país nueve años. No trabaja, “es millonaria”.

Un joven dominicano, de 21 años, con quien supuestamente tuvo una relación sentimental, la señala por haberlo citado a su apartamento en una torre de la avenida 30 de Mayo, Distrito Nacional, donde lo esperó con dos hombres, quienes lo golpearon sin piedad.

El caso ha llamado la atención de los medios por la crueldad con la que, según la acusación, se golpeó a la víctima Miguel Ángel Linares.

Pero este no es el primer caso en el que se menciona a esta mujer, de quien se dice es hija de un empresario del sector aéreo radicado en Miami. En Perú se le acusó en el 2008 de delitos tan graves como de posesión de armas de guerra y asaltos.

Expandir imagen
Infografía
Natalya Kasianova en una foto difundida en 2018. (FUENTE EXTERNA)

En República Dominicana, hace cuatro años residía en Sosúa y fue sometida por el sargento mayor de la Policía, Raider Lara, por herirlo con un arma blanca en los brazos.

Según los medios dominicanos de enero del 2018, Lara explica que se vio obligado a “buscar ayuda” en la Dirección Cibao Sur de la Policía, en Bonao, Monseñor Nouel, luego de ser agredido por quien era en ese momento su pareja.

“Nosotros (Natalya y Raider) salimos de Puerto Plata y cuando íbamos en la autopista Duarte, Natalya enloqueció me comenzó a agredir hasta herirme con un arma blanca en los brazos”, indicó el policía, según las publicaciones de los periódicos en ese entonces.

Las notas de los diarios destacan que “en los archivos policiales Natalya Kasianova figura con amplio historial delictivo que va dese asaltos a agresiones a policías, consumo de estupefacientes y alcohol (cdn.com.do)”.

En una detención a Kasianova, en el 2008 las autoridades peruanas afirman que “ella ha sido encontrada no sospechosa sino flagrancia con posesión de armas de guerra”. Sus abogados en ese país refutaban la acusación, alegando que Natalya había sido encontrada en el suelo y que la persona que disparó se fugó y dejó abandonada el arma.

Uno de sus abogados en Perú, Roberto Caballero, afirmaba que la joven tenía una personalidad bipolar, que la llevaba incluso a hacerse daño, autolesionándose.

La actual acusación en RD

Este martes, el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional que conoce el caso de Natalya Kasianova, acusada de tortura y barbarie, se inhibió del proceso y aplazó para el próximo viernes la medida de coerción contra la extranjera y sus supuestos cómplices.

Según el Ministerio Público, el juez Juan Francisco Rodríguez Consoró dijo que se inhibía debido a que los abogados de las partes “leyeron documentos que no debieron leer” y que él ya estaba “contaminado” para continuar con el conocimiento de la medida de coerción. 0 seconds of 2 minutes, 48 secondsVolume 90%Videos que han salido a luz pública sobre la paliza a Miguel Ángel Linares, se ve cuando los dos hombres, Michael Jaironel Castillo, de 39 años, y Luis Vargas, lo dejaron inconsciente.

El sometimiento por la Fiscalía del Distrito Nacional refiere que luego de torturarlo todo un día, Castillo, Vargas y la extranjera lo introdujeron en un vehículo, y abandonaron a Linares en unos terrenos en la avenida 30 de Mayo, próximo a la Núñez de Cáceres,

La acción delictiva fue grabada por los mismos imputados, cuyos videos hace  referencia la víctima y los familiares de los dos hombres acusados cuando salen de audiencia.

Para que pudieran “agarrarla tuve que enamorarla de nuevo”

Al salir del tribunal este martes, el joven Miguel Ángel Linares denunció que “quieren disfrazar” los hechos, cuando hay videos suficientes y mensajes de textos que comprometen la responsabilidad de la extranjera y los dos hombres que lo golpearon después de amordazarlo y atarlo de pies y mano.

Alterado y con los ojos acuosos, manifestó que tuvo tres meses acudiendo a médicos por la paliza que recibió, mientras Natalya Kasianova, la extranjera, y los demás imputados huían.

Sostuvo que para que Kasianova fuera apresada tuvo que “enamorarla de nuevo”.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias